1 sep. 2014

Aceitunas rellenas de carne o mejor a la escolana



Las aceitunas no hacen parte de los alimentos que amo pero en casa siempre tenemos un tarro de ellas, sea porque mi esposo las adora sea porque su familia las cultiva. Este fin de semana decidí poner algo de orden a la librería y  encontré esta receta perfecta para eliminar algo de aceitunas y debo reconocer que una que otra logre comerme.
Esta preparación es típica de Ascoli Piceno una provincia italiana pero igual conocida en todo el territorio,  tambièn existe la posibilidad de comprarlas congeladas pero la opción de realizarlas en casa además de la satisfacción es otra cosa (en el sentido bueno de la palabra).
Quitarles las semillas para una impaciente como yo no fue nada fácil incluso me vino en mente la idea de salir a comprar aceitunas ya sin semilla, ustedes verán si optan por el método tradicional o sin decirle a nadie compran las olivas sin semillas...



Ingredientes:
Para 50 aceitunas rellenas

50 aceitunas (formato gigante)
50g de carne de cerdo
50g de carne de res
50g de pechuga de pollo
1 huevo 
2 cucharadas de mantequilla
1 cucharada de parmesano
1/2 taza de vino blanco
1/2 zanahoria picada finamente
1/2 cebolla cabezona picada
1 ajo picado
sal y pimienta a gusto

Apanado:
Harina c/n
2 huevos
Pan rallado c/n


Preparación del relleno:

En una sartén derretir la mantequilla, unir la zanahoria, la cebolla y ajo.
Sofreír y después de unos minutos agregar las carnes que habremos cortado a pedazos gruesos.
Cocinamos a fuego vivo por 5 minutos, agregamos el vino y dejamos cocinar a fuego medio bajo por 45 minutos. (si es necesario unir un vaso de agua para continuar la cocciòn).
Retiramos del fuego y versamos todo en un picador de alimentos, pasamos a un recipiente y unimos 1 huevo, el parmesano y ajustamos de sal y pimienta.




Preparación de las aceitunas:

Para descortezar las aceitunas procedemos como cuando pelamos una manzana, iniciando desde la parte superior y continuando a forma de espiral estando lo mas cerca posible a la semilla sin romper el cascaròn, eliminamos la semilla y procedemos al relleno.

Posicionamos pequeñas cantidades de relleno dentro la aceituna, luego las pasamos por harina, huevo y en fin el pan rallado.
Fritamos y cuando vemos que están doradas retiramos del fuego.







2 comentarios:

  1. Nunca había visto un plato así.
    Se ve entretenido, pero mi imagino que tendrá su recompensa, ya que se ve delicioso.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad fue algo nuevo para mi también, no es difícil de realizar solo tener paciencia al quitar la corteza de las aceitunas.

      Eliminar